¿Se deteriora el aceite del auto durante la cuarentena?

Fecha:
Categoría: Recomendaciones

En esta cuarta entrega analizamos los factores que pueden deteriorar o no el aceite del motor en tiempos de ‘cuarentena’ por el Covid-19.

Partiremos por el final de estas consideraciones. Al aceite no le pasa nada. Pero le puede suceder si hacemos encendidos cortos del motor y este no se calienta bien. Veamos.
El aceite en reposo no se contamina ni se deteriora. Pensemos en que cuando lo compramos para el cambio, nunca tenemos idea de cuánto tiempo lleva almacenado en estantes, depósitos o en grandes tanques de los fabricantes.

Si el aceite tuviera un ciclo de descomposición estando guardado, sus envases tendrían fecha de vencimiento y sería muy complicado garantizar su estado en los tanques que lo entregan a granel. Esta fecha no existe porque no se requiere.
Por lo tanto en el cárter del motor, dentro de la caja o el diferencial, no sucede nada malo con los aceites y no hay que preocuparse por estos líquidos.

Sin embargo, en el caso del aceite del motor, sí se da un fenómeno peligroso independiente de las características del aceite debido a que de todas maneras se produce contaminación con los gases sobrantes de la combustión que se pasan al cárter durante el uso del motor, en especial cuando ya hay fugas de compresión en los cilindros y anillos, es decir, en motores ya bien usados.

Estos gases contienen residuos del etanol que tiene la gasolina especialmente y al estar en contacto con el aceite obviamente se le incrustan y son el principal agente de la producción de lodos que van invadiendo el motor, hagan de cuenta hongos, pero que son casi sólidos, muy difíciles de remover a no ser que se desmonte la máquina porque acaban por tapar el sistema de lubricación.

Usualmente, esos agentes contaminantes que se meten el aceite se evaporan y dispersan sin consecuencias con el uso diario del carro cuando este se calienta pero para que eso suceda se necesita que el lubricante llegue a su temperatura de funcionamiento, cerca de los 120 grados centígrados y esto toma por lo menos 15 a 20 minutos con el motor bajo carga y en esas condiciones hay que usarlo un buen rato, siquiera otros diez minutos en la ruta.
Por eso es imperativo al prender el carro frío, esperar a que apaguen los testigos y ponerlo en marcha en la ruta de una vez para empezar todo este proceso al cabo del cual el aceite evapora a sus enemigos.

Por esa misma razón el encendido y calentamiento del motor en marcha mínima en el garaje es muy malo porque va dañando el aceite ya que este no se limpia, además de que asume el exceso de gasolina que se da necesariamente para iniciar el motor cuando está frío. Esta lo diluye y deteriora sus propiedades. Evite hacer esto en lo posible.
De ahí se desprende que el argumento que suelen emplear para vender un carro de segunda de que solo lo usaban para ir al mercado o hacer vuelticas muy cortas, tampoco es buen antecedente sobre la salud del motor y más bien puede ser una mala referencia o síntoma de que hay un virus “lubri-19” gestando o actuando por ahí.

Como los aceites de la caja, manual o automática, y de la transmisión no están expuestos a estos agentes, no se deterioran y hoy prácticamente no requieren servicios.

Por lo tanto, como cierre, por este tema del aceite en cuarentena no se preocupe. Solo tenga presente que cuando pueda usar el carro, haga de una vez un recorrido largo y consistente para que se dé esa evaporación de los contaminantes plenamente. Nada de la vuelta a la manzana.