Categoría: Las Más Leídas

Fecha:

En la Navidad de 1982, Diego Maradona se hizo un auto-regalo: se compró su primer auto 0km. Era un Fiat 128. El humilde sedán fue rápidamente reemplazado por un Mercedes-BenzFerrari, etc.

Aquél 128 fue abandonado en un gallinero de Salto (Buenos Aires) hasta fue comprado y restaurado por el coleccionista Martín Varrone. El hijo de Varrone, Nicolás, hoy corre en la Fórmula 3 Británica. Y están planeando un reencuentro con el dueño original.

El periodista Pablo Cavallero publicó hoy la historia completa del primer 0km de Maradona en esta nota de Infobae:

Apareció abandonado en un gallinero, fue restaurado y hoy apuntala un gran sueño: la increíble historia del primer auto 0 KM de Diego Maradona

Por Pablo Cavallero

Corría el año 2003 cuando a Martín Varrone, hincha de Boca y coleccionista de autos (al punto de entonces atesorar una limusina perteneciente a Juan Domingo Perón y un vehículo que supo ser piloteado por Juan Manuel Fangio), un amigo lo sacudió con una leyenda que necesitaba saber si era verdad. “Era una época de mi vida en la que se me había dado por comprar autos antiguos y los restauraba”, le cuenta a Infobae la semilla de la historia.

La curiosidad lo llevó a trasladarse hasta Salto, provincia de Buenos Aires, donde estaba situada la propiedad con el auto en cuestión. “Fui para allá, y ahí estaba el 128 Europa, efectivamente arrumbado, con las gallinas arriba. ‘Tengo los papeles’, me dijo el dueño, y me dio una cédula verde vieja”, recuerda Varrone.

Si lograba comprobarlo, Varrone, papá de Nicolás, el piloto argentino que hoy brilla en la Fórmula 3 británica, podía sumar a su colección una gema invaluable, más allá de que necesitaba amor. Hoy, con el automóvil guardado en un garage y el puente tendido con Diego para propiciar el reencuentro, aquel Fiat 128 puede transformarse en la llave para la realización de un gran sueño.

Pero vamos por partes. Después de ver el auto en el gallinero, Martín necesitaba certezas. “Fui al registro del automotor y pedí los datos por el número de patente. Y el legajo estaba ahí. El auto estaba a nombre de Diego desde que lo compró 0 kilómetro. Los trámites los había hecho Jorge Cyterszpiler, que en ese momento era su representante. Y ni lo dudé: me volví a Salto, lo compré y me lo traje”, continúa con el relato.

En efecto, se trataba del vehículo que Maradona había comprado en una fecha particular: el 24 de diciembre de 1982. Sí, menudo autorregalo de Navidad. Diego ya había sido campeón con Boca en el Metropolitano de 1981 y había sido adquirido por el Barcelona. Lo vendió en 1984. Claro que en 2003, después de una larga temporada en el galpón donde fue hallado, no estaba en el mismo estado que tenía cuando transportaba al astro y a su entonces novia Claudia Villafañe en sus visitas a Buenos Aires.

“Lo restauré todo original; lo hicimos a nuevo. Una vez fui a la casa de Diego en Villa Devoto y me dejaron sacar fotos en la puerta. También en la Bombonera. Lo tengo impecable en la cochera de la casa de mi papá, en Núñez. Creo que desde que lo restauramos le hicimos 200 kilómetros; ni ablandado tiene el motor”, lo describe su orgulloso dueño, que con los años fue vendiendo su colección, a excepción del 128 que perteneció a Maradona y “un Ford A”.

El objetivo de la familia Varrone es que Pelusa pueda reencontrarse con su primer amor. Ya hubo contactos para, una vez que disminuya el impacto de la pandemia de coronavirus, puedan acercarle el auto a Diego hasta su casa en Bella Vista. “Diego sabe que Nico corre y aceptó ponerle la firma en el capot”, asegura Martín, quien le transmitió su pasión por los fierros a su hijo de 19 años, que asoma como una de las figuras del automovilismo argentino de cara al futuro. También le transmitió el sentimiento por el Xeneize: tanto con la anterior dirigencia del club como con la actual mantuvieron conversaciones para lucir los colores de Boca en el auto con el que compite.

“Nicolás corrió karting en Europa, salió campeón de la Fórmula Renault francesa en 2018… Y el año pasado llegó a la Fórmula 3 británica; en la segunda carrera ganó y generó una revolución. Gracias a eso firmó contrato”, detalla Martín.

El piloto viajó el jueves al Viejo Continente para participar de la competencia, que comenzará el 1° de agosto y finalizará en diciembre. Por la Fórmula 3 británica pasaron, entre otros, Ayrton Senna, Rubens Barrichello, Kimi Raikkonen o Charles Leclerc. Sí, un piloto argentino, maradoniano al punto de que su familia tiene el primero 0 KM del astro, en Inglaterra, que sufrió los goles del enganche en el duelo por cuartos de final del Mundial de México 1986.

“La juventud no tiene tan presente eso, ni siquiera la Guerra de Malvinas. Pero en la gente de mi edad que vivió todo eso, hay una rivalidad”, acepta el papá de Nicolás. Pero no representa más que una anécdota. “Él está bien, está fuerte, es candidato al título. Queremos que intente ser campeón este año; el sueño es que haga la escalera y que llegue a la Fórmula 1″, revela Martín.

Y ese anhelo puede ser apuntalado por el auto que supo ser de Maradona. Desde el entorno de la familia Varrone no descartan que, una vez que el auto tenga la rúbrica, lo pongan a la venta para respaldar la ilusión de Nicolás. De llevar a uno de las máximas estrellas del fútbol a dormir en un gallinero, pasando a transformarse en un auto de colección, ¿y a alimentar sueños de Fórmula 1? Un capítulo a la altura de la increíble historia del noble Fiat 128… Y de su dueño original.

Fuente: Autoblog Argentina

Fecha:

El hallazgo lo ha descubierto un YouTuber especializado en este tipo de sucesos. Se llama Ratarossa y ya localizó un Ferrari F40 que había sido abandonado en Irak. En aquella ocasión intentó comprárselo a su propietario, algo que finalmente no consiguió. Esto llevó al YouTuber a desistir y buscar otro deportivo de la casa italiana, que fuese más asequible para poder restaurarlo.

Así, después de ponerse en contacto con Abandoned Cars Puerto Rico consiguió el coche que ves en las imágenes, un mítico Ferrari Testarossa.

Ratarossa fue capaz de convenir con el propietario para que le enviara un vídeo del coche y descubrió que si bien el Testarossa había visto días mejores, no estaba en una forma irrecuperable. En el vídeo, la pintura roja deteriorada era visible, así como un interior de cuero que estaba bastante deteriorado, pero con un minucioso trabajo de restauración podría recuperar todo su esplendor.

Lo más sorprendente sin embargo fue el precio que consiguió el propietario por este mítico deportivo, unos 30.000 dólares, un precio que se puede considerar una ganga dado que este tipo de deportivos no es raro que superen de largo los 100.000 dólares.

Pero, finalmente la historia no ha tenido un final feliz, dado que los costes de transporte desde la lejana Puerto Rico hasta el Reino Unido hacían inviable la operación. Una pena, pero por lo menos nos queda el consuelo de haber conocido esta original historia.

Fecha:

Las pick-ups compactas son vehículos que en muchos casos derivan de algunos SUV muy exitosos que se ofrecen a mitad de camino, para que el “paso” de una camioneta pequeña a una de mediano porte sea más escalonado.

En la actualidad, al menos en nuestro mercado, Fiat Toro y Renault Duster Oroch reinan en soledad pero en el próximo tiempo Chevrolet también entraría en competencia,  igual que Ford, Volkswagen, Hyundai, Kia, por mencionar algunas, aunque Toyota no sería la excepción.

Al ser un segmento en ascenso, la marca japonesa todavía no realizó ningún tipo de anuncio pero sigue de cerca el desenvolvimiento del mercado con este tipo de productos. Si varias marcas ya comenzaron a desarrollar sus futuras camionetas compactas, por qué Toyota no lo haría.

Fecha:

El auge de los 4×4 podría servir como excusa para recuperar a la Patrol y la Montero Sport, aunque de hacerlo, tendrían mucho en común.

Aún nos hace falta un verdadero 4×4, pero Nissan sí ha coqueteado en varias ocasiones con la posibilidad de regresar a esta categoría con la idea puesta en un vehículo completamente nuevo, desarrollado desde cero, pero parece que nunca llega debido a los mismos problemas de costes de desarrollo que supone. En Europa el mejor Nissan 4×4 es la Navara Offroader AT32 preparada por Artic Trucks, aunque comercializada de forma oficial por la red Nissan.

¿Pero y si te dijeramos que puede haber algo de luz al final del túnel? La alianza entre Renault, Nissan y Mitsubishi podría ser el último empujón que necesitan Nissan y Mitsubishi para recuperar a sus grandes colosos del 4×4. Las últimas informaciones sobre ambos proyectos hablan de forma clara sobre el desarrollo de una plataforma conjunta, una arquitectura diseñada para el uso todoterreno en la que incluso encontraríamos propulsor y transmisión compartidos. Sin haber obtenido confirmación por parte de ningún fabricante hasta la fecha, sí que podemos confirmarte que de existir un hipotético regreso de la Patrol y Montero, éste tendrá que realizarse sí o sí a través de un acuerdo de fabricación conjunta.