Luego de 35 años del estreno de Volver al Futuro, les contamos la historia de su DeLorean DMC-12

Fecha:
Categoría: Curiosidades

La empresa fue un fracaso, pero el auto se convirtió en uno de los vehículos más reconocidos del cine estadounidense.

El vehículo en su momento tuvo más pena que gloria, pero gracias a las aventuras del Doctor Emmett Brown y Marty McFly ahora es un coche muy buscado.

El proyecto de DeLorean Motor Company nació a mediados de los años 70, gracias a John Zacahry DeLorean, un conocido hombre dentro de la industria automotriz estadounidense, debido a que fue uno de los principales ejecutivos de General Motors. Sin embargo, en 1974 decide retirarse y lo hace por una sola razón: perseguir sus sueños y lanzar su propio automóvil.

Así es como surge DMC e inmediatamente comenzaron a desarrollar su primer automóvil, posteriormente llamado DMC-12. El motivo de este nombre es por la marca que le da vida (DeLorean Motor Company) y porque se estimaba que costaría 12,000 USD, un precio relativamente razonable para la propuesta del auto.

La idea de DeLorean era crear un auto innovador e igual de exitoso que algunos de los modelos fabricados en General Motors.

Para crear un auto que resultara atractivo y llamara la atención del cliente estadounidense, DeLorean recurrió al trabajo de Italdesign y no resultó nada barato, pero John no quiso escatimar en gastos.

El proyecto fue montado en un V6 2.8L con 170 caballos de fuerza, creado por Peugeot-Volvo-Renault.

Podía acelerar de 0 a 100 km/h en 10.5 segundos y alcanzaba una velocidad máxima de 209 km/h, números que en la actualidad no sorprenden a nadie, pero en aquella época no estaban nada mal. Asimismo, los clientes lo podían adquirir con transmisión manual de 5 velocidades o con una automática de 3 marchas, fabricada por Renault.

Tenía un diseño con coeficiente aerodinámico de aproximadamente 0.34, puertas de alas de gaviota y la carrocería de aluminio pulido, que no estaba pintada (algunos sí tienen color) y en caso de daño podía repararse muy fácil. Eso sí, el automóvil costaba casi el doble de lo que se había pensado.

Durante su primer año el auto tuvo mucha demanda, la cual continuó todavía en buena parte de 1982, hasta que la producción se tuvo que interrumpir abruptamente a finales de ese año, luego de que meses antes llegara el golpe mortal para DeLorean Motor Company.

En agosto de 1982, John DeLorean fue acusado por tráfico de drogas, luego de haber sido detenido con un cargamento de cocaína valuado en 24 millones de dólares. Años después se comprobó la inocencia de DeLorean, pero la compañía ya había quebrado y el DMC-12 había perdido buena parte de su valor.

Se estima que en total se fabricaron 9,000 unidades entre 1981 y 1982, de las cuales aún siguen circulando más de 6,000. Tras el éxito comercial de Volver al Futuro, el automóvil incrementó su popularidad y algunas unidades se han llegado a vender por más de $50,000 USD, aunque el precio de la mayoría oscila entre $30,000 y $45,000 dólares

Aunque no hay una respuesta clara de por qué la producción eligió específicamente al DeLorean como máquina del tiempo (muy probablemente fue por el diseño), es una decisión que todo mundo agradece.

El DeLorean DMC-12 se ganó el corazón de todos los fanáticos de Volver al Futuro y estamos seguros de que sin él la saga no hubiera sido tan exitosa.